La verdadera importancia de las emociones en el proceso de compra

El ser humano se compone de emociones, y los profesionales del marketing y la publicidad lo tienen cada día más claro, si las marcas consiguen conectar con los consumidores a través de sus emociones, conseguirán un cliente fiel que se convetira en un embajador de la misma.

Las emociones de los consumidores tienen un impacto bastante significativo en su comportamiento y en la forma en la que toman sus decisiones diarias. Muchas personas siguen pensando que toman sus decisiones basándose en la razón, sin embargo, nuestras decisiones están muy influenciadas por varios factores emocionales subconscientes los cuáles ignoramos.

Teniendo en cuenta estos aspectos, es muy importante que las marcas puedan establecer conexiones duraderas con los consumidores, utilizando experiencias para crear emociones positivas. En este punto estudiar el comportamiento del consumidor a través de sus emociones cobra un gran sentido.

Somos lo que sentimos, y la conexión emocional entre una marca y un consumidor es esencial. Crear experiencias positivas permite forjar relaciones duraderas entre marca y consumidor, y es que los seres humanos no somos tan lógicos como nos gustaría pensar.

Los resultados confirman que la emoción, es el principal factor que fomenta la lealtad del consumidor. La emoción es una fuerza potente que hace que los clientes se queden, y además que atraigan a más clientes gracias a sus recomendaciones, siempre y cuando esten basadas en las experiencias positivas.

Esto por esta razón que no solo basta con establecer una conexión emocional con el cliente, sino que además es necesario e importante que las marcas creen experiencias positivas cuando interactúan con sus clientes.

Las emociones juegan un papel muy importante a la hora de comprar, podemos destacar algunos aspectos esenciales que pueden utilizarse para hacer que las experiencias sean más positivas para los consumidores:

 

  • Las marcan tienen que potenciar el ambiente en el que se mueve el consumidor en el momento de la compra, tanto online como offline, de esta forma se establece una buena impresión en el primer contacto con el consumidor, un mensaje mal transmitido puede ser perjudicial para las marcas.
  • Se deberían aprovechar los momentos de más emoción para los consumidores, como por ejemplo la navidad u otras festividades, es en estas épocas del año, cuando se puede analizar mejor el comportamiento de los compradores y como las emociones influyen de forma positiva o negativa en su decisión final de compra.
  • Las marcas deben personalizar las experiencias de acuerdo all perfil de cada cliente, a los seres humanos nos gusta sentirnos especiales y esa sensación de sentirse exclusivo es la que deberían aprovechar las marcas para crear conexiones duraderas con sus clientes.

 

Un estudio demuestra que los consumidores experimentan mas intensidad en las emociones negativas que las positivas, razón por la cual las marcas deberían prestar especial atención a la sensaciones que transmiten a su audiencia.

Una de las emociones que más influye en las redes sociales es la ira, por esto no se recomienda enfadar a un cliente, porque las consecuencias nunca pueden ser buenas.

En conclusión, si las marcas desean influir de forma positiva en las decisiones de compra de los consumidores, deberían poner todo su empeño en crear experiencias positivas e intentar minimizar las experiencias negativas, no debemos olvidar que los seres humanos tendemos a recordar durante mucho tiempo las experencias que nos causan bienestar o dolor.

 

 

 

 

Posts Relacionados

¿Necesitas ayuda?
¡Habla con nosotros!